Tears in Heaven. La vida cambia en un instante.

路 Podcast 路

Versi贸n narrada

Tambi茅n puedes escuchar aqu铆 馃憜

路 Art铆culo 路

Versi贸n escrita


Las emociones viven en la m煤sica. Cuando alguien escribe una canci贸n, en realidad est谩 construyendo una colmena donde llegar谩n como abejas, toda clase de sentimientos, recuerdos y estados de 谩nimo para habitarla.

Esta puede no ser la intenci贸n del escritor o compositor, y con frecuencia no lo es, pero cuando una canci贸n es compartida, deja de ser un acto solitario de introspecci贸n, fantas铆a o relato. Su significado se vuelve propiedad del mundo, adquiriendo un valor individual y colectivo al mismo tiempo.

As铆 como es inevitable para su creador construir inconscientemente el h谩bitat de su m煤sica, es imposible para nosotros, las abejas, evitar ser atra铆dos por la sensaci贸n que provee su acogedora morada, ignorando que a veces los materiales de su construcci贸n incluyen llanto y dolor.


Este es el caso de Tears in Heaven de Eric Clapton, una canci贸n que naci贸 de una tragedia f谩cil de explicar pero tremendamente dif铆cil de entender.


Primero hubo una invasi贸n

Tears in Heaven es bastante reconocible, posiblemente porque es una de esas canciones que por ser suaves y sinceras, le llegan a un gran n煤mero de personas en todas partes del mundo, pasando as铆 la prueba del tiempo y volvi茅ndose universales. 

Su creador Eric Patrick Clapton, ven铆a construyendo consistentemente su carrera desde los a帽os 60, siendo uno de los m煤sicos originales del Reino Unido que se obsesionaron con la m煤sica folk de Mississippi conocida como blues, y que luego llegar铆an a Am茅rica durante esa misma d茅cada, para protagonizar el movimiento musical que conocemos como la invasi贸n brit谩nica. Un momento de la historia en el que bandas de esa regi贸n de Europa llegaron a ser masivamente populares en Los Estados Unidos, trayendo naturalmente con el intercambio cultural, inspiraci贸n para varias generaciones de rockeros.

Eric seguir铆a su camino a convertirse en uno de los guitarristas m谩s celebrados e influyentes del mundo, siendo el segundo en la lista de los 100 guitarristas m谩s importantes de la historia publicada por la revista Rolling Stone, apenas un puesto debajo de Jimmy Hendrix.

Sin duda 鈥淭ears in Heaven鈥 fue un impulso importante que lo lanz贸 a la cima del 茅xito global, estuvo en los primeros puestos de la radio en varios pa铆ses, gan贸 tres Grammys y lo consolid贸 como un 铆cono de la m煤sica. Es la canci贸n por la que muchos lo recordamos. Pero la raz贸n que lo llev贸 a escribirla es mucho menos colorida.

Una 茅poca llena de confusi贸n

En agosto de 1986 naci贸 Conor Loren, producto de la relaci贸n entre la modelo italiana Lory del Santo y el ya reconocido 铆cono del rock, Eric Clapton. Pero el comienzo de la nueva etapa para los padres primerizos no fue la fantas铆a sobrecargada de amor que uno espera ver en esos momentos. El m煤sico y la modelo no ten铆an una relaci贸n estable, Eric ven铆a saliendo de un divorcio y su relaci贸n con Lory a煤n no era demasiado s贸lida, adem谩s, Clapton quien apenas volv铆a a la vida de soltero no deb铆a tener mucho inter茅s en tomar de nuevo un compromiso tan alto, pero claramente tener un hijo cambia las reglas del juego.

As铆 empez贸 una relaci贸n de paternidad espor谩dica, en la que el guitarrista entraba y sal铆a de la vida de su hijo y su novia. Entonces la madre toma la custodia del ni帽o pues la inestabilidad de Eric que un d铆a quer铆a ser parte de sus vidas y al siguiente se desaparec铆a, no era sana para la crianza de su beb茅. Clapton simplemente no lograba descifrar este tema de ser pap谩 ni hacerse completamente a la idea.

La revelaci贸n


En ese vaiv茅n pasaron cuatro a帽os. Hasta que un d铆a de marzo de 1991 en Nueva York todo cambi贸. Eric y Conor por primera vez salieron solos a pasear, fueron al circo en Long Island y pasaron un gran d铆a fortaleciendo su conexi贸n. De regreso al apartamento donde esperaba Lory, Conor parec铆a una peque帽a llama prendida de emoci贸n, hab铆a pasado el rato m谩s divertido con su padre y al d铆a siguiente ser铆a incluso mejor, Eric hab铆a prometido llevarlo a 茅l y su mam谩 al zool贸gico y a comer a un restaurante italiano, el ni帽o dif铆cilmente logr贸 dormir esa noche.

Por su parte Clapton, regres贸 del paseo del circo con una nueva visi贸n de su futuro, era el momento de retomar el camino y tener un nuevo comienzo. El switch de padre finalmente se encendi贸 en 茅l desencadenando una serie de emociones y un deseo incontenible de hacer que las cosas funcionaran. Incluso lleg贸 a describir a su hijo como: 鈥淟a 煤nica cosa en mi vida de la que algo bueno podr铆a salir鈥. A partir de ese momento todo iba a estar mejor.

La vida cambia en menos de 24 horas


Lleg贸 la ma帽ana del d铆a siguiente y la energ铆a del peque帽o Conor, ahora recargado de emoci贸n por la expectativa del d铆a que estaba por delante, llenaba el apartamento de alegr铆a. Pronto su padre, quien no viv铆a ni pasaba mucho tiempo con 茅l, ir铆a a buscarlo para ir a ver los animales en el zool贸gico, 驴qu茅 puede ser m谩s emocionante que eso para un ni帽o de cuatro a帽os? 

Mientras tanto, su mam谩 se alistaba y la ni帽era se ocupaba de cuidar a Conor, quien se le hab铆a dado por jugar a las escondidas justo en ese momento. As铆 entonces se la pas贸 corriendo por el apartamento mientras la ni帽era lo persegu铆a, entrando a la sala, el conserje la detiene previniendo que llevaran el juego y las carreras a ese lugar pues 茅l estaba limpiando las ventanas y no era seguro.

La explicaci贸n no pudo durar m谩s ni ser m谩s clara para quienes viv铆an ah铆 y conoc铆an el lugar, pero debi贸 ser completamente indiferente para el ni帽o, que sin problema, sigui贸 corriendo para pegar su nariz en una de las grandes ventanas del apartamento, como sol铆a hacer cuando quer铆a simplemente apreciar la vista de la ciudad, el problema es que esta vez no hab铆a nada sobre qu茅 recostar su nariz, la ventana estaba abierta y el ni帽o cay贸 al vac铆o, encontrando el final de su corta vida en el techo de un edificio contiguo.


Sin duda fue un extra帽o accidente. La ventana usualmente estaba cerrada, pero ese d铆a para dejar correr el aire despu茅s de la limpieza, la dejaron abierta, aparte deb铆a ser muy baja y claramente no estaba asegurada para ni帽os, pero de vuelta, estamos hablando de padres inexpertos y separados en 1991, un apartamento de adultos y un ni帽o de cuatro a帽os que corre libre siendo impredecible, como suelen ser a esa edad.


Los detalles son confusos y realmente te hacen pensar por qu茅 algo as铆 ten铆a que pasar. Pero como una de esas grandes iron铆as de la vida, la tragedia dio paso a la canci贸n m谩s comercialmente exitosa de la carrera de Eric Clapton.

Llega la inspiraci贸n

El guitarrista brit谩nico desaparece despu茅s del incidente, lidia con su pena y se refugia en la m煤sica. En ese entonces adem谩s estaba trabajando en la creaci贸n de un tema original para la pel铆cula Rush, esa fue su terapia. La idea de reflexionar sobre la vida despu茅s de la vida y de preguntarse si uno realmente se encuentra con sus seres queridos en el m谩s all谩, ven铆a dando vueltas en su cabeza tiempo atr谩s, pero cuando la pel铆cula y su propia tragedia se alinearon en el tiempo, la idea tuvo una verdadera raz贸n de ser.

Entonces Clapton, se acerca a Will Jennings, un compositor que a帽os despu茅s conocer铆amos por escribir 鈥淢y Heart Will Go On鈥 para Celine Dion en la pel铆cula Titanic, y le pide que le ayude a escribir una canci贸n para su hijo. Eric llev贸 la primera estrofa ya escrita, en ella, despu茅s de conocer la historia, uno puede f谩cilmente deducir que el cantante le habla directamente a su hijo, pregunt谩ndole que si lo reconocer铆a si se vieran en el cielo. 

Jennings prefer铆a no asistir a Clapton en la tarea de escribir una canci贸n tan personal, adem谩s para 茅l, esa primera estrofa ya era toda la canci贸n, pero Eric insisti贸 argumentando que admiraba su trabajo, entonces Will finalmente accedi贸 y se puso en la tarea de escribir el resto.

Una canci贸n importante


Cuando la canci贸n estuvo lista, por la evidente carga emocional, Clapton no estaba seguro de lanzarla, fue el director de Rush quien lo convenci贸 dici茅ndole que, as铆 como fue terapia para ayudarlo a 茅l a sobrellevar la tragedia, podr铆a servirle a alguien m谩s que estuviese pasando por una situaci贸n similar.

El resto es historia, la canci贸n sali贸 para convertirse en un hit masivo y engrandecer el reconocimiento mundial del artista. A帽os  despu茅s, en 2004, Eric decide no volver a tocar la canci贸n en vivo, ya hab铆a encontrado la manera de seguir adelante con su vida y no deseaba revisitar ese cap铆tulo oscuro.

Es curioso pensar c贸mo puede una tragedia tan personal y de naturaleza tan impactante, crear una canci贸n tan atemporal y celebrada universalmente. Tal vez sea porque nos conectamos m谩s con el arte cuando lo encontramos en los extremos, cuando apela a un sentimiento demasiado natural y escarba hasta llegar al fondo de nuestra humanidad, donde todos, sin importar nada m谩s, somos iguales. Pero tambi茅n de una manera distinta nos conectamos con la fantas铆a que nos lleva lejos en una historia. De cualquier manera, la vida cotidiana puede llegar a ser aburrida, mientras que los bordes de la realidad y las emociones nos hacen sentir m谩s.



Para la alcanc铆a

Si quieres donar, este es el lugar.

$3.00

Recibe una notificaci贸n en tu mail cada vez que salga un nuevo post 馃憞

Published by Leon Bernard

Busco el equilibrio en la creaci贸n, poniendo en la balanza el pensamiento estrat茅gico y la libertad para producir m煤sica y escribir historias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: