Fútbol. El canto, la tradición y la intimidación.

Pocas formas de música concentran tantas emociones en tan poca letra.