Billie Jean, el encanto y la obsesión.

Misterio, drama, racismo y fanatismo detrás de un ritmo pegajoso e inolvidable.