El gran varón. No se puede corregir a la naturaleza.

Para 1989 esta era una canción arriesgada, pero tenía que existir.